Estamos seguros de que, a estas alturas, no hace falta hacer muchas presentaciones, ya que Pedro Arilla es, como dijimos en la entrevista que nos concedió hace unos meses, «un referente indiscutible en el panorama tipográfico español por su incansable actividad desde hace años». Ahora vuelve a comparecer en las páginas de Rayitas Azules con motivo de la reciente presentación de su nueva tipografía, bautizada como FS Neruda en honor del poeta chileno Pablo Neruda, «una fuente que hace referencia a las mejores tradiciones tipográficas literarias», en palabras de su autor.

FS Neruda ha sido creada para Fontsmith, la fundición en la que actualmente trabaja Arilla como diseñador de tipos. Fontsmith es una fundición especializada en tipografías corporativas, pero, como nos cuenta Pedro, en la que «siempre han dado muchísima importancia a construir un catálogo tipográfico interesante y diverso. Me pidieron propuestas, elijieron FS Neruda y me dieron total libertad creativa y conceptual. Diseñar desde Fontsmith una tipografía para Fontsmith bajo esas condiciones ha sido un lujo».

«El proceso comenzó buscando un hueco en el catálogo de Fontsmith e intuyendo una tendencia en el mercado tipográfico. Cruzando esas dos líneas, una de las propuestas fue hacer una tipo para texto con ciertas características estilísticas. Sin florituras. Sin extravagancias. Simplemente, una buena tipo para buena literatura pero con un aroma contemporáneo.»

Influenciada por fuentes clásicas, FS Neruda está diseñada para textos largos, aunque presenta rasgos de audacia en su formas, reduciendo la brecha entre lo clásico y lo excéntrico. «He incorporado una visión contemporánea y algunas sutiles irreverencias. Con respeto. Con admiración». Arilla nos cuenta que «es una revisión muy personal de las tipos con las que he crecido leyendo a Emilio Salgari y Rubén Darío. Me reuní con Jason Smith para descubrir qué hacía inmortales a tipos como Times, Baskerville, Sabon, etcétera. A partir de ahí, comencé a bocetar, a buscar una estructura óptima para la lectura, una nitidez preclara, e intentando que la altura-x fuera generosa para ocultar que las proporciones horizontales son ligeramente condensadas para conseguir meter más caracteres por línea que las tipos en las que me estaba inspirando.»

Compuesta por cinco pesos, «obviando las extravagancias que permite la tecnología de la interpolación», en cada uno de ellos se han desarrollado características sutilmente diferentes, de modo que el peso más fino, Thin, rememora la letra de las máquinas de escribir, el Light es elegante, el Regular es canónico, el Bold es robusto y el Black, el estilo de las revistas. Además, cuenta con una pizpireta cursiva, «radiante», como el propio Arilla la define, y un amplio conjunto de ligaduras, tanto para las mayúsculas como las minúsculas, puntuaciones y símbolos tipográficos. Pedro nos cuenta que «el objetivo era conseguir dos cosas distintas con un mismo diseño: que trabaje perfectamente a cuerpos pequeños, pero pulir mucho los detalles para que, usada a cuerpos grandes, se descubra como un diseño poderoso

En una tipo donde cada peso tiene empaque por sí mismo, destacamos el Thin que nos ha llamado poderosamente la atención por la impronta tan conseguida de letra de máquina de escribir. «Una de mis obsesiones son las tipos para máquinas de escribir (muy relacionada con mi todavía más grande obsesión por las tipos monoespaciadas). En mi opinión, es interesante aproximarse a una tipo para texto a través de un diseño frágil, de cristal, que se va a romper con el percutir de la máquina de escribir. Para atrapar ese aroma mecanográfico la clave era trabajar la estructura de algunos terminales («a», «e» o «t» son los más obvios) y añadir ese golpe de exceso de tinta en algunos detalles. Simplemente con esos guiños, la referencia se hace latente. Esa es la magia de la tipografía.»

Decidimos otorgar su espacio a cada peso y hacer otro guiño a la tipografía clásica respetando la idiosincracia de cada estilo diseñándolas por separado. Así se pueden intuir rasgos de tipos para máquinas de escribir en el peso Thin en su construcción y su exceso de tinta; o la influencia de las tipos Fat Poster editoriales en el peso Black.

Fs Neruda está diseñada para ahorra espacio, y este detalle se hace patente en las proporciones y en los detalles. «En cuanto a proporciones hay una mínima condensación horizontal, casi imperceptible, pero crucial cuando se componen grandes bloques de texto. Para que esto no sea un problema en términos de fatiga para el lector, la clave está en cuidar el equilibro con respecto a las proporciones verticales y la apertura de formas. En cuanto a detalles, se juega con los blancos. Los ejemplos más obvios son la «k» en la que prescindí de la serifa inferior; o la «v» donde equilibré las serifas exteriores para ahorrar espacio. Pero no son los únicos trucos que me saqué de la manga. FS Neruda está repleta de ellos.»

Una tipo verdaderamente versátil, que funciona a la perfección en cualquier tamaño, y que deja bien patente que Pedro Arilla ha adquirido, sin lugar a dudas, una enorme destreza y sabiduría como diseñador tipográfico. «Ser un amante de la lectura me ha permitido comprender mejor qué funciona y qué no. Qué mecanismos hacen que una tipo para texto sea cómoda. Qué rasgos hay que enfatizar para que el aroma sea el deseado.»

 

A %d blogueros les gusta esto: