Alex Trochut diseña, ilustra y posee una profunda sensibilidad para las letras. Es un creador radical, pues «radical» proviene de «raíz», y Trochut bucea hasta las raíces mismas de las letras para atrapar su esencia y sacar a la luz aspectos de ellas que, a simple vista, podrían parecer imposibles. Experimenta continuamente con las más insospechadas herramientas en una incansable búsqueda en pos de ampliar los límites expresivos de las letras. Como resultado de esta encrucijada de pasiones nace un estilo propio, muy visual y muy expresivo.

Barcelonés de nacimiento, estudió en Elisava Escola Superior de Disseny, para posteriormente establecer su propio estudio de diseño en su ciudad natal. Aunque finalmente, avatares de un espíritu inconformista, puso rumbo a Nueva York, donde actualmente vive y trabaja.

Las letras son protagonistas en la gran mayoría de sus proyectos. Para él, en primer lugar, está la imagen, la letra como forma; la letra como función, la lectura, sería el siguiente nivel. Como eje de su trabajo, Alex Trochut se centra en el potencial del lenguaje como medio visual, llevando la expresividad hasta sus límites para que el ver y el leer se conviertan en la misma acción, y el texto y la imagen alcancen plena sensación de vigor y coherencia.

BIG_IG_OK from Alex Trochut on Vimeo.

Desde sus mismos inicios, su ya extenso trabajo ha sido reconocido a nivel nacional e internacional. Proyectos suyos han aparecido en muy diversas publicaciones y exposiciones de todo el mundo.

Nuestros colaboradoresViky Rodríguez y Carlos Campos, a quienes os presentamos con ocasión del artículo La memoria de Herb Lubalin, se trasladaron al estudio de Trochut en Nueva York para hablar con él e indagar en su proceso creativo. 

Carlos y Viky: Alex, te defines como un «artesano digital». ¿Nos podrías explicar este concepto?

Alex Trochut: Yo no soy artista, sino que soy diseñador. Pero, además de transmitir un mensaje de forma clara (que es lo que un diseñador se dedica a hacer), me gusta mucho «seducir» con la imagen. Al final esto resulta siendo mi mayor motivación para trabajar; descubrir lenguajes visuales distintos que se puedan ir adaptando a situaciones distintas. Esto es lo que va construyendo mi estilo, un estilo basado en «visualizar», no centrado tanto en el significado, sino más bien en la sensación, en la seducción que te provoca la imagen.

PILLS by Alex Trochut from Alex Trochut on Vimeo.

CYV: ¿Cómo es tu proceso de trabajo al enfrentarte a un nuevo proyecto?

AT: Muy caótico y muy accidental, de hecho casi siempre lo que encuentro no es de manera conscientese trata de trabajar y de estar ahí cuando pasa, tratar de provocar esos «accidentes», tener esa suerte y poder aprovecharlos luego. Realmente es una manera muy poco analítica ni racional, muchas veces cambiando las técnicas y probando cosas nuevas y distintas.

«Me gusta mucho «seducir» con la imagen. Mi mayor motivación para trabajar es descubrir lenguajes visuales distintos que se puedan ir adaptando a situaciones distintas»

CYV: ¿Qué importancia, valor o papel tiene la tecnología en tu trabajo?

AT: Creo que hoy en día no sería capaz de hacer nada sin ella, soy totalmente dependiente. Actualmente trabajamos en esa especie de simbiosis «artista-máquina», ya no es sólo el talento que puedas tener tú con el lápiz (eso es muy importante), pero hay un equilibrio; el talento por un lado más tu capacidad de relacionarte con la tecnología para poder explotar ese talento al máximo. Esta combinación, de tecnología y humano, me parece muy interesante, y actualmente no lo separas, por lo menos no en el campo comercial.

UTOPIAN from Alex Trochut on Vimeo.

CYV: Los diseñadores solemos recurrir a referentes visuales o conceptuales. ¿Cuáles son tus grandes referentes?

AT: Pues del diseño, yo diría que todo lo que es Escuela Americana predigital, por ejemplo Herb Lubalin, Milton Glaser, Push Pin Studios… (piensa) mi abuelo también… Y luego referentes actuales, hay tantos… Mejor te hago una lista y te la mando luego por mail (sonríe).

CYV: ¿Dónde encuentras la inspiración diaria?

AT: Aparte de las personas, el arte, la música, la moda… cosas que me pueda apropiar llevándomelas a mi terreno sin que se note, haciendo esa «traducción» y alterando el producto origen. Me gusta ese «truco» de mirar a la naturaleza para luego aplicarlo a cualquier otra cosa, eso sí que me ayuda mucho.

CYV:  A lo largo de tu carrera hemos visto como has ido experimentando y evolucionando con distintas técnicas/tecnologías, desde lo más ilustrativo/vectorial, pasando por lo artesanal, hasta lo más animado/3D… ¿Hacia dónde se dirige tu trabajo? ¿Cómo te ves dentro de diez años?

AT: Bien, pues, sigo adaptándome a lo que demande las exigencias del mercado… yo me hubiera quedado muy tranquilo con el maldito Freehand (ríe), pero en la medida que surgen nuevas necesidades en el mercado he tenido que adaptarme… y ha sido también un proceso muy gratificante, porque de repente dices «¡Ostras!, me ha costado un montón aprender pero gracias a este esfuerzo, ahora lo estoy agradeciendo un montón…». También he tenido mucha suerte, la gente con la que me he rodeado me ha ayudado mucho en el terreno digital… y al final, siempre tratando de evolucionar, eso es lo que te mantiene motivado, porque al final si repites algo, aunque lo hagas muy bien, eso no te llega. Salirte un poco de la zona de confort es lo que realmente te llena de felicidad

SKIN DEEP by David McLeod from Alex Trochut on Vimeo.

CYV: Desde la finalización de tus estudios en Elisava, tu carrera profesional ha sido reconocida en infinidad de ocasiones, asegurando un estatus de prestigio internacional. ¿Qué consejo le darías a los estudiantes de diseño?

AT: Que confíen mucho en las sensaciones que tienen hacia la cosas que les llaman la atención, que confíen mucho en esas pistas que les están dando sus propias emociones. Si hay algo que realmente te está atrapando de alguna manera, sigue para allá y no pienses en los likes. Al final te pierdes muy fácilmente en este juego de tratar de buscar un éxito a través de la «validación» que te puedan dar ciertas plataformas, cuando es más importante que tú profundices en tu propia materia. En definitiva, alejarte un poco de las redes para no caer en las burbujas creativas en las que uno pierde su esencia. Antes, cuando estábamos un poco más aislados, ocurrían cosas más distintas, ahora estamos tan conectados que todo se parece demasiado, los estudiantes deberían tener esto en cuenta.

Carlos Campos, Alex Trochut y Viky Rodríguez en el estudio de Trochut en Nueva York

Colaboradores: Viky Rodríguez y Carlos Campos son diseñadores gráficos especializados en Motion Graphics y Tipografía, respectivamente y profesores en la Escuela de Arte José Nogué de Jaén, donde además organizan el evento Órbitas. Encuentro con creativos estelares. 

A %d blogueros les gusta esto: