«El mundo sigue dando vueltas», podríamos haber titulado así esta recopilación. Y no puedo evitar la sensación de que lo que antes era habitual o cotidiano, este 2020 lo ha vuelto excepcional. Como excepcional empieza a parecer, efectivamente, que el mundo siga dando vueltas y que las diseñadoras y diseñadores continúen creando y usando letras y haciendo, en muchos casos, extraordinario diseño tipográfico.

No es este el lugar para calificar el año 2020 ni creo que sea necesario hacerlo, pero sí destacaré que, en contraste con las circunstancias y quién sabe si como reacción a ellas, la producción tipográfica reciente, así en general, es desprejuiciada, luminosa, diversa, disruptiva sin perder de vista de dónde viene y, en bastantes casos, de enorme calidad. Lo vamos a ver enseguida, pues como comienza ya a ser tradición en Rayitas Azules, para elaborar esta recopilación de lo mejor de 2020, tipográficamente hablando, contamos con la visión de destacadas compañeras y compañeros del mundo de la comunicación visual y el diseño gráfico, y, a través de su mirada, trazaremos un retrato tipográfico —en dos parte— del año recién finalizado y tal vez alcancemos a vislumbrar por dónde pueden ir las próximas tendencias del diseño de letras.

Yarza Twins

Marta y Eva Yarza ya no necesitan presentación. Su talento como diseñadoras gráficas las ha llevado a ser reclamadas por marcas como Adidas, HP, Smirnoff, Vice, Converse, Vodafone, y su multipremiado estudio londinense, Yarza Twins, es sinónimo de diseño elegante, profundo y muy versátil, pues son capaces de tocar con absoluta solvencia todos los palos del diseño, editorial y gráfico, animación, ilustración, branding y diseño tipográfico. En 2020 han sido galardonadas con el Premio Nacional de Diseño en la categoría de Jóvenes Diseñadores, otorgado el Ministerio de Ciencia e Innovación, que reconoce «su capacidad disruptiva en los planteamientos de los proyectos que lideran».

La versatilidad que demuestran las lleva a no usar mucho una tipografía concreta. «No nos gusta repetir tipografías en nuestros proyectos, así que no usamos una sobre el resto. En la variedad está el gusto.» En cuanto a la producción tipográfica, «nos pareció más potente el 2019, pero el 2020 no ha estado mal. Ha sido un poco más clásico, en 2019 experimentábamos más». Sin embargo, destacan tres tipos. En primer lugar, la Gothic Twins, «diseñada por nuestro estudio y muy acorde con el año 2020, que cada vez se asemeja más a una época medieval moderna. Cada vez hay más desigualdad entre ricos y pobres, la clase media no deja de reducirse en número y muchos temas son censurados. ¡Hasta tenemos nuestra propia peste negra!».

Tipografía Gothic Twins

También destacan Carta Nueva, de My-Lan Thuong para Sharp Type, es una reinvención digital de un modelo caligráfico datado en Barcelona en 1851 de autor desconocido. «Carta Nueva tiene algo que nos chifla, es clásica y moderna al mismo tiempo.» Por último, Ferpal Sans, de Silvia Ferpal, «que creemos que es de 2019, pero siempre nos encanta el concepto de recuperar nuestra cultura y el resultado final tiene muchísima fuerza».

Carta Nueva, de My-Lan Thuong para Sharp Type

Carta Nueva, de My-Lan Thuong para Sharp Type

Ferpal Sans, de Silvia Ferpal

En cuanto al panorama que se nos presenta en este 2021 son optimistas. «Lo vemos muy alegre, creo que mucha gente va a sacar su mejor lado en este 2021 y vamos a empezar a apreciar las pequeñas cosas como poder quedar con tus amigos o el simple hecho te estar vivos. Eso nos va a inspirar a dar lo mejor de nosotros.» ¡Ojalá!

Unbuentipo

Álvaro Fernández es unbuentipo, diseñador gráfico malagueño que comenzó su carrera trabajando en diferentes estudios de su ciudad natal hasta que decidió trasladarse a Madrid para emprender carrera en solitario. Su campo de acción abarca desde el diseño de identidad corporativa a la gráfica de eventos. Siempre muy relacionado con la escena musical independiente española, para la que ha creado portadas de discos, cartelería o merch, por algo es uno de los fundadores del legendario festival de música Canela Party, del cual es encargado de supervisar su identidad gráfica.

Álvaro Fernández. Fotografía de Edu Gómez

«Hasta hace poco no solía explorar más allá de mi catálogo habitual, pero últimamente me he soltado en el uso de tipografías display. Dos novedades que me han llamado mucho la atención han sido Fatface, de Oh no Type, y Neue World, de Pangram Pangram, esta última más versátil. Por elegir también una familia sans serif completa y legible lanzada en 2020, me quedo con la Stapel, de Paratype, que se convirtió en la respuesta perfecta para un proyecto de branding relacionado con los e-games al que me enfrenté, encargado por Paseo Studio.»

Fatface, de Oh no Type

Neue World, de Pangram Pangram

Stapel, de Paratype

Con respecto al día a día, tipográficamente hablando, «este año he tenido clientes empeñados en limitarse al catálogo de Google Fonts, recomendados por sus programadores y sus bolsillos. Me resulta reseñable por dos motivos: primero, atisbo un mayor entendimiento por parte del público general de que no todas las tipografías se pueden usar de manera gratuita; segundo, las limitaciones pueden dar lugar a soluciones o descubrimientos interesantes. Así, Space Mono, de Colophon, ha sido una buena compañera de trabajo este año, entre otras».

Space Mono, de Colophon

Space Mono, de Colophon

Sobre la producción tipográfica de 2020, «me da la sensación de que cada año aumenta exponencialmente la producción y la calidad de tipografías. Quizá este pensamiento sea fruto de que últimamente le preste más atención al mundo tipográfico. Supongo que el desarrollo de ciertos programas y la proliferación de información (y formación) sobre los mismos facilitan el camino para que nuevos perfiles se asomen al sector». La experimentación y el riesgo, en alza en la actualidad, todavía tienen, según Álvaro, mucho camino por delante. «En los últimos años aprecio un mayor protagonismo de la tipografía en el diseño en general, con apuestas arriesgadas y experimentales que priman la diferenciación a la legibilidad. Glifos con mucha personalidad que parecen inspirarse en épocas más vanguardistas y en la recuperación del humanismo y lo orgánico en contra de la limpieza y la sencillez de “lo tecnológico”. Creo que a esta tendencia le queda aún recorrido en su aspiración por “humanizar” las pantallas, pues es indudable que estas se han convertido en soportes mayoritarios.»

TypeThursday Bogotá

Son Alex García, calígrafo y diseñador de tipografía; Malú Bode Hernández, diseñadora gráfica apasionada de las letras; Jason Guzmán y Seb de la Hoz, o lo que es lo mismo, Bastarda®, estudio de diseño de tipografía, y Óscar Guerrero Cañizares, diseñador tipográfico en Sumotype, y juntos conforman el capítulo de Bogotá del TypeThursday, ya sabes, encuentros tipográficos alrededor del mundo.

«El 2020 fue un año accidentado en todos los sentidos y la producción tipográfica mundial no fue la excepción. Han habido estupendos proyectos que fueron lanzados y fue un gran reto llegar a una selección consensuada. Por nuestra parte y respondiendo a nuestra comunidad principalmente latinoamericana, hemos querido hacer una selección acotada en Sur y Centro América, con el fin de destacar y dar mayor visibilidad a tipografías de la región. Sin más preámbulos, nos parece que las siguientes tres tipografías cumplen con los estándares de calidad, originalidad y encanto característico de la identidad latina: Piazzolla, diseñada por Juan Pablo del Peral y publicada por Huerta Tipográfica; Tomasa, diseñada por Fer Cozzi y publicada por FerCozzi; y Brick, diseñada por Fermín Guerrero y publicada por Colophon Foundry.

Piazzolla, diseñada por Juan Pablo del Peral y publicada por Huerta Tipográfica

Piazzolla, diseñada por Juan Pablo del Peral y publicada por Huerta Tipográfica

Ya hemos hablado en múltiples post aquí en Rayitas Azules sobre el estimulante y bullicioso panorama tipográfico latinoamericano. La reflexión que nos brindan los miembros de TypeThursday Bogotá acerca de la producción tipográfica a lo largo de 2020 es buena muestra de que la mecha del diseño de letras prendió con fuerza y convicción a lo largo y ancho del continente. «Según nuestro criterio, y nuevamente enfocándonos en Latinoamérica, nos parece que los continuos encierros permitieron que los diseñadores de tipografía, tanto experimentados como emergentes, pudieran sacar de sus backup proyectos olvidados, o que, presionados por la crisis, comenzaran a producir tipografías nuevas. De igual forma, hemos sentido que en los años recientes ha aumentado el interés por diseñar fuentes y logotipos a medida, donde los estudios de diseño y agencias de publicidad se han apoyado en diseñadores de tipografía para construir sus marcas. 

Tomasa, diseñada por Fer Cozzi y publicada por Tomorrow Type Today

Tomasa, diseñada por Fer Cozzi y publicada por Tomorrow Type Today

»Al mismo tiempo, pudimos aprovechar la gran producción de conocimiento alrededor de la tipografía. Muestra de ello, es la enorme presencia de latinos en los eventos virtuales de ATypI, TypeLabs de Typographics, TypeThursday y Typeweknd. Quizá nuestra capacidad en este campo no solo se limita al diseño sino también a la comprensión de la tipografía, enfocándonos en la observación de nuestros contextos culturales. 

Brick, diseñada por Fermín Guerrero y publicada por Colophon Foundry

Brick, diseñada por Fermín Guerrero y publicada por Colophon Foundry

»Por último, todos fuimos testigos de la necesidad de inclusión de Latinoamérica en el mundo de la tipografía actual, pensando que nuestra región es un espacio donde se está reinterpretando esta disciplina, siempre en una constante búsqueda de identidad en medio de la diversidad.»

En cuanto a lo que nos depara 2021 y «quizá pensando en la gran cantidad de proyectos en proceso del 2020, podamos experimentar un aumento en lanzamientos en el 2021 y una alta proyección hacia el retail y proyectos corporativos a medida».

María Peinado

María Peinado es una diseñadora gráfica y editorial de marcada sensibilidad y singular gusto por el detalle, quizá debido a su formación académica como licenciada en Historia del Arte, Fotografía y Estética del Arte Contemporáneo, lo que la dota de un especial bagaje. Aunque, como nos cuenta, «acabé formándome y dedicándome profesionalmente al diseño gráfico al descubrir que el diseño editorial aunaba todo lo que me entusiasmaba y daba continuidad y sentido a todas esas disciplinas a través de las cuales había estudiado y profundizado en la imagen. Quizás por mi trayectoria, me siento una diseñadora analógica. Como si aún estuviese en el cuarto rojo positivando negativos».

Afirma sentirse una recién llegada al mundo tipográfico, «por todo lo que aún siento que tengo que aprender. Pero intuyo y entiendo la tipografía también como imagen y como un elemento clave y esencial dentro de la narrativa visual. Este año haré el curso de tipografía digital organizado por Unos Tipos Duros y La Familia Plómez, ya que considero imprescindible estudiar y entender con profundidad la tipografía para ser una buena diseñadora editorial».

Desde 2011 es la diseñadora gráfica de la compañía de danza contemporánea La Phármaco y, recientemente, ha trabajado para Lacasta Design o editoriales como Flanêur, Col&Col ediciones o Cuadernos del Vigía.

Al referirse a las tipografías que más le han gustado a lo largo de 2020, comenta que «más que atender al vasto catálogo anual de tipografías que van saliendo, me siento cómoda y me gusta profundizar en profesionales que me inspiran. Del 2020 destacaría por un lado al diseñador y artista visual húngaro Miklós Kiss con sus nuevos trabajos Masqué y Veronesi. Y, por otro lado, destacaría la tipografía Signifier, de Kris Sowersby, que edita a través de su propia fundición, Klim Type Foundry, un tipógrafo al que volver siempre».

Signifier, de Kris Sowersby

Masqué de Miklós Kiss

Veronesi de Miklós Kiss

En cuanto a la tipografías que mas ha usado, nos cuenta que «este año he tenido el gran privilegio de poder trabajar con la maravillosa Chamberí, de Iñigo Jerez, en parte del rediseño de una revista de tirada internacional. Es increíble la capacidad transformadora y regeneradora de la tipografía».

Chamberí, de Iñigo Jerez

Chamberí, de Iñigo Jerez

«Rica, valiente y sin prejuicios», de este modo define María la producción tipográfica de los últimos años. «Percibo que hay juego, ilusión y ganas de trabajar por parte de todo el gremio tipográfico y ganas de investigar, aprender y conocer por parte de todos aquellos que trabajamos con tipografías . Ojalá esto se siga traduciendo en una mayor profesionalización y en un mayor reconocimiento y valoración del gremio tipográfico.» Con respecto a lo que piensa que se puede esperar del 2021, nos confiesa que siente «curiosidad por ver si el contexto actual a nivel mundial con la pandemia, genera o provoca cambios o diferentes matices en el campo tipográfico o si el 2021 será un año de continuidad».

Continuará…