«Oz es ese lugar, diez minutos antes del sueño, donde nos vendamos las heridas, nos ponemos los pies en remojo, soñamos que somos mejores, dormitamos con poesía en los labios y decidimos que la humanidad, por muy maliciosa y mezquina y tonta que sea, merecerá otra oportunidad al amanecer». El mismísimo Ray Bradbury describió así lo que para él supuso un viaje por El maravilloso Mago de Oz.

El verde es el color protagonista en esta edición.

Un día estás en Kansas, sumergida en la rutina de la granja de tus tíos. Al otro, un huracán te lleva a la Ciudad Esmeralda junto a un espantapájaros, un leñador de hojalata y un león lleno de miedos. Semejante imaginario solo es posible que se geste en la mente de alguien que lleva soñando con algo durante muchos años.

Nada más y nada menos que a sus 44 fue cuando el autor de El maravilloso Mago de Oz, Lyman Frank Baum, publicó dicha obra. Le siguieron 14 libros más sobre el Mundo de Oz, a demanda de sus lectores. 

La regla del menos es más: simplicidad, limpieza y mucho flat.

Precultura de masas, la ópera prima de L. Frank Baum ha conseguido instaurarse en las mentes de varias generaciones de adultos que aprendieron que, si luchamos por un propósito de forma colectiva, no habrá quién nos pare. Y con esta premisa de la colaboración, de aunar buenos talentos, Libros del Zorro Rojo lo ha vuelto a hacer: nos traen esta joya irremediable para el disfrute en la lectura y el exhibicionismo orgulloso en librería.

Olimpia recurre al uso de patterns a lo largo de la obra, siendo todo un acierto, ya que refuerzan el contenido de la historia a nivel gráfico.

Con ilustraciones de Olimpia Zagnoli, figura de la ilustración, que, lejos de recargar la plasmación de un escenario tan diverso y creativo, recurre a su regla del menos es más para realizar el recorrido visual de esta obra a través de sus páginas. Para los que no estéis muy familiarizados con su trabajo, OZ (coincidencia al canto) ha dado vida a portadas de revistas como Varoom, Robinson o Apartamento, de las cuales os hemos enseñado algún que otro número en «nuestro segundo blog», es decir, nuestro perfil de Instagram.

La irremediable fuerza el acento a través de elementos como el color, la tipografía o las ilustraciones simples y rotundas.

A fin de cuentas, ¿quién puede resistirse a una reinterpretación un clásico como este? En otra ocasión, podría ser manejable la tentación, pero viniendo de la gente de Libros del Zorro Rojo, ¡no, no lo es! La editorial acostumbra a realizar una acertadísima elección tanto de sus títulos, como de los ilustradores y diseñadores que les acompañan en su camino. En este caso, reunir la extravagancia de Baum y el minimalismo de Zagnoli con un tiro al blanco tan efectista es, como mínimo, un trabajo de conjugación maestra.

El maravilloso Mago de Oz es ese libro que tu niño interior necesita. Corren tiempos algo convulsos, en los que es necesario que repensemos la forma en que convivimos y dejemos atrás el individualismo.

«Ha llegado la hora de una nueva serie de “cuentos de maravillas” donde ya no aparezcan los estereotipados genios, enanos y hadas, con todas las horripilantes peripecias inventadas por los autores para transformar cada relato en una espantosa moraleja» –L. Frank Baum-

Fotos: Salva Cerdá (Rayitas azules)

Ficha técnica

  • Título: El maravilloso Mago de Oz
  • Autor: L. Frank Baum
  • Editorial: Libros del Zorro Rojo
  • Género: juvenil-adulto
  • Idioma: Español
  • Encuadernación: tapa dura
  • Formato: 135 x 197 mm
  • Páginas: 312
  • Web
  • ISBN: 978-84-947735-2-5