Brutalismo, new ugly, futurismo, psicodelia… ¿estilos, tendencias, experimentación, contracultura?

Si los valores establecidos en el diseño gráfico son piezas pulidas, elementos ordenados, imágenes de calidad, estructuras bien compuestas y, sobre todo, diseños que prioricen la comunicación, entonces estas modas o corrientes son eso que solemos llamar contracultura y que tal vez por eso mismo, por ir a la contra, nos resultan tan atractivas. Podríamos hablar quizás de un cierto equilibrio de fuerzas estéticas donde las fronteras son, naturalmente, borrosas. Se trata, además, de una tendencia que ha logrado alcanzar un considerable nivel de influencia y transcurridos ya unos años desde su eclosión no podemos considerar flor de un día. Se trata posiblemente de la reacción desprejuiciada de una generación más joven a la ligereza, optimismo, minimalismo, limpieza y frivolidad del actual diseño gráfico dominante.

Los diseños resultantes de esta refrescante reacción son tensos, crudos, visualmente agresivos y estridentes a ratos, anteponiendo con descaro lo visual a lo comunicativo. Llaman la atención por su excentricidad impostada y es difícil pasar por alto el uso libérrimo del color, el estilo de las imágenes, la aparente ausencia de jerarquía en la composición, de control… y en esta ofensa visual la tipografía es la reina.

Nueva estética tipográfica

Tipografías no convencionales, radicales y rebeldes cuyo leit motiv es ser más conceptuales en detrimento de los estándares de legibilidad o técnica de una «correcta» tipografía. Un nuevo lenguaje rompedor, tal vez abrumador que, como siempre sucede con las tendencias creativas que pretenden una ruptura radical, contará con acérrimos partidarios y odiadores inflexibles.

Y como en tantas ocasiones, lo que en principio fue motivo de escándalo y debate estridente, llega el día en que, como las camisetas de los Ramones y los perfectos de cuero con tachuelas, acaba convertido en tendencia aceptada por todos. Es ley de vida creativa y comercial.

Nadie negará a estas alturas el placer de lo prohibido, lo clandestino, lo underground. Indaguemos pues en estos mundos visualmente duros y exigentes y, por qué no, degustemos el afilado aroma de lo subversivo con estas diez delicatessen tipográficas que os mostramos a continuación.

Autark, de Stefanie Vogl

En alemán Autark puede definirse como una persona u organización que no está influenciada o controlada de ninguna manera por otras personas, eventos o cosas. De formas seguras y con cierto aire oriental, la impresión que deja Autark cuando la ves por primera vez es emocional e, inmediatamente después, comunica. Autark está bien equilibrada y tiene gran presencia reflexiva tanto sola como combinada con otras tipografías.

Stefanie Vogl es una apasionada de la creación tipográfica, pero también de la ilustración, el diseño editorial y la fotografía. No se limita a ningún campo creativo sino que fluye entre ellos dependiendo del momento o del proyecto. Su interés no tiene límites. Y de esa curiosidad mayúscula nació su entusiasmo por el diseño tipográfico, al no encontrar un tipo de letra que se ajustara a la idea que tenía en la cabeza para un proyecto y ello dio pie a que comenzara a investigar, aprender y crear sus propias formas. Su trabajo tipográfico destaca en la revista TÚNICA, en el libro New Aesthetic, de Leonhard Laupichler, una colección de diseño tipográfico contemporáneo.

Zaft, de Jacob Wise

Zaft, sin intención de referenciar directamente a tipografías clásicas, intenta capturar la atmósfera de una época (imposible no pensar en el final de la década de los 60 y primeros 70) y proporcionar su propia interpretación rupturista y de poderosa carga visual. Una tipografía paradójica porque produce sensaciones contradictorias. Es robusta y a la vez sutil y por otro lado, de espaciado prácticamente inexistente que equilibra con el espacio que generan las contraformas abiertas.

De padres diseñadores, Jacob Wise tomó la decisión de profundizar en la tipografía por su pasión por las letras, pero también como rechazo al concepto «multidisciplinar». Wise apuesta por la especialización profesional y el valor que ello puede aportar en la industria creativa. Desde su propia fundición, Wisetype  produce un gran trabajo visual con un estilo ecléctico.

Serifbabe, de Charlotte Rohde

«Serifbabe es un adolescente que siente muchas cosas por primera vez y aún no sabe cómo manejar sus emociones», en palabras de su propia creadora. Su origen fue la simple experimentación con serifas para entender su funcionamiento, pero desembocó en un concepto emocional que sigue expandiéndose hoy en día intentado invocar la emoción a través de formas de letras. Serifbabe transmite seguridad en sí misma, una poderosa personalidad que no está reñida con la elegancia.

Charlotte Rohde es diseñadora y artista. Como parte del Departamento de Diseño del Instituto Sandberg está investigando cómo las formas tipográficas pueden darle forma a los discursos feministas dentro de nuestra sociedad. Su trabajo va desde el diseño gráfico, editorial y tipográfico hasta poesía, ensayos, esculturas de cerámica e instalaciones espaciales.

Serifbabe en uso. Proyecto de @willcega

Ornamentum, de Hugo Jourdan

Ornamentum no es solo una tipografía, es un sistema visual donde todas las letras siguen una estricta cuadrícula para facilitar su combinación generando un motivo o patrón sin que aparezca una atisbo de ruptura. De ahí su nombre, por su valor «ornamental». Ornamentum solo dispone de caja alta por su naturaleza compositiva y su estética orgánica y futurista es patente en sus formas, donde podemos ver representados numerosos elementos y formas geométricas básicas.

El trabajo del joven tipógrafo y diseñador gráfico francés Hugo Jourdan intenta concebir las letras, no como un elemento textual, sino como materia visual. Sustancias con la que el diseñador gráfico crea piezas imbuidas de una sintaxis abstracta. Su trabajo se basa en la experimentación tipográfica que plasma en su medio preferido, el póster, donde busca la reacción del espectador a la vez que transmitir ideas y sensaciones.

Ornamentum en uso en la Revista Neo2

Lapicide, de Emilie Vizcano

Lapicide está inspirada en el grabado en piedra de época romana, detalle que se percibe en el efecto visual de sus serifas, que no solo equilibran cada carácter sino que aportan un elemento ciertamente decorativo y singular.  Distintiva, delicada y grácil, recibe su nombre de la palabra «lapicida», grabador de piedra en francés.

Emilie Vizcano es diseñadora gráfica y su trabajo, principalmente diseño web y editorial, es brillante y de enfoque eminentemente tipográfico. En 2018 funda Studio Push con Pierre Monge, un estudio de diseño web especializado en la codificación creativa y digital.

Lapicide en uso. Proyecto «Tu es brute»

Gang, de Floriane Russelot

Gang es fluida, líquida, de apariencia serpenteante, perfecta para proporcionar a cualquier proyecto un impulso adicional e inesperado. De alto contraste, fluye a través del espacio, se enreda y te atrapa. El concepto, como en las demás tipografías que presentamos hoy, basado en la experimentación, es trascender lo comunicativo y producir una sensación, o muchas.

La diseñadora gráfica francesa Floriane Russelot, especializada en tipografía, es la fundadora de Typelab, plataforma para jóvenes diseñadores tipográficos, a la vez que espacio digital dedicado a la experimentación tipográfica, cuya predilección son tipografías que ponen a prueba los límites de la legibilidad y desafían las reglas tipográficas convencionales.

Kasja, de Vivien Hoffmann

Kasja es un proyecto concebido a partir de la identidad de la fotógrafa Kasja Prytula, cuyo trabajo se centra en la fotografía urbana. Sus imágenes fueron la fuente de inspiración para el desarrollo de este tipografía, pensada para destacar en titulares o cabeceras. Kasja basa su esencia en elementos del arte callejero, el graffiti, otorgándole una impulsiva personalidad, empapada de la rapidez del trazo manual.

Vivianne Hoffmann es diseñadora gráfica especializada en tipografía, editorial y experiencia de usuario. En su web podemos encontrar todo tipo de piezas gráficas y editoriales que destacan por su expresividad, combinando tipografías «convencionales» con otras estilísticamente más conceptuales.

Colofón subversivo

Si te has quedado con ganas de alimentar tu curiosidad y ampliar tus referencias te recomendamos que visites algunas de las plataformas tipográficas más rabiosamente desprejuiciadas: Typelab, The Type Club o Themtyp. Disfruta del viaje.

 

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

gdpr

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

_ga, _gid
_ga, _gid

A %d blogueros les gusta esto: