Vasos comunicantes. Diseño gráfico, diseño editorial, tipografía. O quizá un edificio en el que los cimientos es el diseño tipográfico y, una vez bien asentados, y añadiendo niveles. O podría ser que hablemos de un triángulo, tal vez escaleno, al que se accede por cualquiera de sus tres lados, pero si alguno de ellos falta, ya no sería un triángulo. Es fascinante comprobar cómo los profesionales de la tipografía llegan a ella por caminos tan diversos, pero todas y todos con una misma certeza, o más bien dos: la tipografía requiere de una concienzuda formación, y sin tipografía, el edificio del diseño se viene abajo.

Charlamos con la diseñadora de tipografía española María Ramos, formada en el exigente Máster de Tipografía de la Universidad de Reading, y fundadora, junto con Noel Pretorius, de la fundición tipográfica NM Type.

Rayitas Azules: María, eres licenciada en Publicidad y desde que empezaste tu carrera profesional en 2005, has trabajado no solo en proyectos gráficos sino también en numerosos proyectos editoriales. ¿Consideras que en tu caso la relación con la tipografía ha sido algo natural? ¿Qué fue lo que te hizo dar el paso a estudiar tipografía?

María Ramos: Sí, el salto a la tipografía lo veo como una evolución natural en mi carrera profesional. Cuando te incorporas al mercado laboral sigues aprendiendo y descubres nuevas áreas que a veces generan un interés mayor que tu propia profesión. Haber trabajado como diseñadora gráfica y editorial me ha ayudado mucho en mi formación en tipografía. Entiendo las necesidades y preocupaciones de los que ahora son mis principales clientes.

Empecé a crear tipografías en mis ratos libres mientras trabajaba como diseñadora gráfica. Ahora la situación ha cambiado, la tipografía ocupa la mayor parte de mi jornada y de vez en cuando hago proyectos gráficos y editoriales. La tipografía era parte esencial de mi trabajo, quería saber más sobre ella y verla desde el punto de vista del creador. Creí que con la formación adecuada estaría capacitada para pasarme a este otro lado del diseño.

RA: En 2015 decides cursar el Máster de Tipografía de la Universidad de Reading, ¿por qué Reading? ¿Cómo afrontaste el año? ¿Qué fue lo mejor y qué lo peor?

MR: Había hecho varios talleres de tipografía, asistido a conferencias, leído libros, probado aplicaciones… Era muy consciente de que si de verdad quería dedicarme a esto necesitaba una formación especializada. Iba a dejar mi trabajo, no quería equivocarme, así que busqué las mejores opciones. En aquel momento Reading y La Haya eran las referencias, así que solicité plaza en ambos. La decisión de estudiar en Reading no fue fácil, requería de una inversión importante y tuve dudas hasta el último momento. Me fui con muchas ganas pero también con miedo de que el curso no cumpliese las expectativas tan altas que tenía. A día de hoy puedo decir que ha sido una de las decisiones más acertadas de mi vida.

Afronté el curso con muchas ganas, era una gran oportunidad que no quería desaprovechar. Las visitas de Gerard Unger eran siempre muy esperadas y las sesiones de «feedback» con Gerry Leonidas y otros profesionales invitados suponían siempre una prueba de fuego para nuestros proyectos. Fue un año de trabajo duro, con sus altibajos. Te planteas muchas veces si el esfuerzo merece la pena y si estarás a la altura para sacar un buen proyecto adelante. Ahí es donde el apoyo de profesores y compañeros es esencial. Eramos personas que veníamos de contextos distintos. Contar con visiones y perspectivas del mundo tan dispares también te hace crecer personalmente.

María Ramos

RA: Después de terminar Reading, la sensación debe ser abrumadora por la cantidad de conocimientos adquiridos y por cómo afrontar el futuro profesional ¿Qué conclusiones sacaste una vez finalizado? ¿Cómo influyó en tu vida profesional?

MR: Ja ja ja. Lo que es abrumador es saber todo lo que aún te queda por aprender. La tipografía es una disciplina muy exigente, nunca sabes lo suficiente. Supongo que la necesidad constante de mejorar es una de las cosas que más me atrae de este trabajo, no hay techo. El curso fue muy intenso, para hacer balance de la experiencia tienes que dejar pasar un tiempo. Recuerdo una frase de Gerry Leonidas mientras hablaba de las posibilidades de nuestro futuro profesional, ‘como mínimo este curso os hará mejores diseñadores gráficos’. Al terminar se genera una sensación de vacío. Es como si hubieses llegado a la cima de una montaña, hasta ese momento el objetivo está claro pero qué pasa cuando lo consigues. Psicológicamente no es fácil, tienes que marcarte nuevas metas. Reading supuso un giro profesional, mi futuro lo veo ligado a la tipografía.

RA: Empiezas a trabajar por tu cuenta y montas tu propia fundición tipográfica NM Type con Noel Pretorius, compañero en Reading. ¿Cuáles son los desafíos de comenzar tu propia fundición tipográfica?¿Cuales son los objetivos profesionales de NM Type?

MR: La verdad es que la creación de NM type también ha sido una evolución natural. No lo pensamos demasiado. A los pocos meses de terminar el curso decidimos crear una tipografía juntos. Surgió una idea y nos lanzamos. Cuando empezamos a diseñar Kinetic, no habíamos decidido cómo la publicaríamos. Tras barajar varias posibilidades, en mitad del proceso de diseño, decidimos crear nuestra propia marca. Esto nos permitió decidir cómo y cuándo presentar el proyecto.

NM type. María Ramos y Noel Pretorius

Los desafíos han ido surgiendo con el tiempo y hemos ido aprendiendo de ellos. Creo que uno de los grandes desafíos es hacer de nuestro proyecto algo sostenible. No buscamos tener una librería tipográfica muy grande, nuestro objetivo fundamental es que cada una de nuestras tipografías tenga un sentido. No nos marcamos metas. Nos involucramos en los proyectos en los que creemos que tenemos algo que aportar y que, a su vez, también nos aportan algo a nosotros.

Kinetic
Kinetic

RA: ¿Cómo es el día a día, tipográficamente hablando, de María Ramos?

MR: Mi día a día es muy variable, depende del proyecto que tenga entre manos. No tengo una rutina, tipográficamente hablando.

RA: Respecto al proceso de creación de una tipo, ¿de dónde viene tu inspiración creativa cuando diseña tipos de letra?¿Qué letras o caracteres diseñas primero?

MR: Soy una persona observadora, tiendo a analizar lo que me rodea. Supongo que es algo adquirido como diseñadora. Una calle no es simplemente una calle, es un cúmulo de estímulos, formas, colores, composiciones, sensaciones. Esto forma parte de mi universo creativo. En cada nuevo proyecto tipográfico hay una fase inicial de investigación en la que buscar referencias. La  definición de la idea no siempre es inmediata, hay que madurarla hasta que llegas a ese punto en el que todo cobra sentido.

No sigo un orden estricto a la hora de diseñar los caracteres, varía dependiendo del proyecto. Todos los caracteres contienen pistas para construir un diseño coherente. Hay algunos caracteres que sí suelo dejar para el final, son caracteres a los que es difícil aplicar una lógica (los números) o que simplemente me resultan aburridos de diseñar (las letras de trazos diagonales).

RA: En relación a esta última pregunta, ¿en qué piensas primero, estética o uso? ¿Inicias el proceso de diseño con bocetos o directamente en la pantalla?

MR: Estética y uso van en paralelo, el uso influencia la estética y la estética afecta al uso, no pueden separarse. Trabajo desde ambas perspectivas desde un principio.

El diseño siempre empieza con bocetos a mano. Normalmente la idea parte de un garabato en una libreta que luego se convierte en un boceto más detallado. La conexión directa entre un pensamiento y el movimiento de la mano es algo que no se consigue con el ordenador. El dibujo vectorial es un proceso analítico que limita en cierto modo la expresividad de un diseño. Volver al dibujo a mano siempre ayuda cuando hay un bloqueo creativo, el papel y el lápiz permiten olvidarse de los límites impuestos por la tecnología.

RA: ¿Qué es lo que te lleva más y menos tiempo en un diseño tipográfico? ¿Cuál es tu parte favorita del proceso sobre el diseño de tipos?

MR: Definir un diseño coherente es siempre la parte más laboriosa y larga del proceso, pero también la que más disfruto. Sin embargo el trabajo de kerning, que supone una mínima parte del proceso, es la parte más desagradable y agotadora. Llegas a notar los desajustes más mínimos, ahí es importante marcar un límite.

RA: ¿Cuál dirías que es el mayor reto en todo el proceso de diseño?

MR: Crear algo nuevo, que se diferencie de otros proyectos que ya han sido publicados. En tipografía nos movemos dentro de unos límites impuestos en cuanto a la forma de los caracteres. Busco moverme muy cerca de esos límites para poder ampliar el área de juego.

RA: Habéis recibido varios premios con vuestra tipo Kinetic, diseñado una tipo a medida para Jägermeister, colaborado recientemente con Jordi Embodas. ¿Cuál es la tipografía hasta ahora de la que estás más satisfecha?

MR: Kinetic es una tipografía que ha significado un punto de inflexión en mi carrera profesional. Es un proyecto muy personal y que ha hecho posible el nacimiento de NM type. El aprendizaje es continuo y todos los proyectos te enseñan algo.

Kinetic
Meister, tipografía para Jägermeister
Boceto de Nomada Didone para la fundición Tipografies de Jordi Embodas

RA: ¿Qué opinas del estado actual del diseño de tipografías y de la democratización del mismo?

MR: El interés que despierta este campo actualmente es una gran noticia. La tecnología ha facilitado el acceso a la creación de tipografías y es positivo que mucha gente pueda experimentar de primera mano este proceso. Ayuda a entender mejor el funcionamiento de una tipografía y a valorar el trabajo bien hecho. También es cierto que es necesario mantener un espíritu crítico para saber diferenciar entre una tipografía bien hecha y una mal hecha. Es fácil equivocarse a la hora de elegir entre la multitud de opciones que ofrece el mercado tipográfico. Hay que tener cierto criterio para diferenciar entre una tipografía profesional y una «amateur».

RA: Hace poco has comisariado una exposición sobre las máquinas de escribir Olivetti ¿cuál es tu relación con las máquinas de escribir en general y con la marca Olivetti en particular?

MR: El programa de estudios en Reading incluye un proyecto de investigación. El tema debe estar vinculado a la tipografía, pero hay libertad a la hora de elegir. Después de sopesar varias posibilidades decidí decantarme por la tipografía para máquinas de escribir. Había un gran agujero en este campo dentro de la historia de la tipografía. Decidí centrarme en la marca Olivetti por dos razones, la primera es que necesitaba acotar la investigación para poder profundizar lo suficiente en un tiempo muy limitado. La segunda razón es más personal, aprendí a usar el teclado en la Olivetti Dora que heredé de mi madre. Tendría unos 11 años cuando asistí a clases de mecanografía, en aquel momento los ordenadores aún no estaban a nuestro alcance.

Exposición Olivetti, a unidade na diversidade en DIDAC, Santiago de Compostela
Exposición Olivetti, a unidade na diversidade en DIDAC, Santiago de Compostela

Ha sido un viaje sin retorno, sigo tirando del hilo cuando encuentro alguna fuente interesante. La exposición en DIDAC (Santiago) ha sido una gran oportunidad para hacer visible el patrimonio de una de las mayores colecciones de máquinas de escribir del mundo, la colección Sirvent. Esta colección ha sido uno de los grandes descubrimientos en el proceso de investigación. Acaba de publicarse un libro vinculado a la exposición y hasta el día 26 de mayo puede verse en la ciudad de Oporto.

RA: ¿Qué te depara el 2019?¿planes de futuro?

MR: Acabo de terminar un proyecto importante que me ha llevado a lugares que nunca pensé que podría llegar. Todo gracias a la tipografía. La colaboración con Design Indaba para la creación de una tipografía experimental ha sido un proceso intenso y muy gratificante.

Movement, tipografía creada para Design Indaba
Movement

La experiencia durante el desarrollo de la fuente y los días que compartimos en Ciudad del Cabo con grandes creadores procedentes de distintas las partes del mundo ha sido muy enriquecedora. Todavía estoy procesando todo lo que ha ocurrido. Confío en que surgirán nuevos proyectos que me permitirán ir un poco más allá y seguir mejorando. Entre mis planes de 2019 está retomar el diseño de Sastre, la tipografía que nació como proyecto académico en Reading y que quiero publicar con NM type.

Proceso de trabajo de Movement

RA: Por último, María, ¿existe algún libro sobre Tipografía que haya influido en tu manera de trabajar o que consideres una lectura fundamental?

MR: The Golden Thread: The Story of Writing de Ewan Clayton, es el primero que me ha venido a la cabeza. No tanto porque haya influido en mi manera de trabajar, sino porque recuerdo la manera en que me atrapó mientras lo leía. Necesito volver a leerlo para disfrutarlo de nuevo. 

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

gdpr

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

_ga, _gid
_ga, _gid

A %d blogueros les gusta esto: