Parece mentira que casi haya pasado un año desde que os habláramos de las novedades de InDesign CC 2017, y así, de repente, Adobe nos sorprende con una actualización masiva de casi todos sus productos, rebautiza otros (Project Felix da paso a Adobe Dimension (para la creación de 3D), y, de postre, nos deja algún servicio nuevo como Adobe XD. Lightroom, a su vez pasa a ser Lightroom Classic, y deja un huequín para Lightroom CC, que nos permite editar fotos con cualquier dispositivo móvil y que, además, nace con 1 Tb de espacio en la nube bajo el brazo.

Un año más, la keynote Adobe Max fue el entorno elegido para exponer todas sus primicias. Y hablando de primicias, por fin Adobe nombra su nuevo producto con un año que todavía no ha llegado, Adobe CC 2018, con lo cual aporta aires de novedad, aunque sea por unos pocos meses, a su archiconocida suite creativa.

Aunque no nos ha dado tiempo a actualizar todas nuestras aplicaciones (que sí, que tenemos hueco en nuestro corazoncito editorial para “otras”), sí que hemos hecho los deberes con nuestro bien amado InDesign. Así que vamos allá.

Notas al final

Sin lugar a dudas, la eterna ausente en las sucesivas versiones de InDesign. Por fin, los usuarios podremos añadir (o importar) notas al final del documento con referencias a su número voladito y con diversas posibilidades de configuración. Vamos, como si fueran notas al pie. De esta forma, ya no será necesario recurrir a scripts como Convert footnotes to endnotes” del enorme Peter Kahrel.

Os hemos preparado unas imágenes (con sus correspondientes pies) para facilitaros los pasos a seguir, tanto para importar documentos de Microsoft Word que contengan notas de este tipo, como para insertarlas manualmente mientras diseñamos.

Si las notas al final están en un documento de Microsoft Word, a la hora de importarlo deberemos marcar la casilla de verificación de “Opciones de Importación” al seleccionar el documento en cuestión en el cuadro de diálogo, y marcar a su vez la casilla “Notas al final” en el cuadro de diálogo de “Opciones de importación de Microsoft Word”.

Si queremos insertar la “nota al final” manualmente mientras diseñamos, colocamos el cursor al lado de la palabra a la que hará referencia la nota. Acto seguido, hacemos clic con el botón derecho del ratón y seleccionamos “Nota al final”.

Las notas al final se añaden al término del documento por defecto. Incluso si no tenemos creada la página todavía, InDesign realizará esta tarea por nosotros. Asimismo, podemos saltar del número voladito a su referencia textual con objeto de editarla, etc., esté donde esté ubicada en el documento. Para ello ponemos el cursor al lado del número voladito y seleccionamos “Ir a texto de nota final”, sin necesidad de tener que hallar su ubicación “tirando” de scroll, que es “mu cansino”.

Ir al texto de nota al final es tan fácil como ubicar el cursor al lado del número voladito y seleccionar la opción correspondiente.

Como era de esperar, InDesign añade un cuadro de diálogo específico para la configuración visual de las notas al final. Entre otras cosas, podremos elegir su ubicación al final de un artículo (en lugar del documento en sí), cambiar el estilo de la numeración o asignar estilos de párrafo o carácter de forma automática.

Múltiples opciones de configuración para nuestras “notas al final”. ¡Olé!

Como pasara con la actualización de la CC 2017, las notas al pie de página vuelven a ser las protagonistas, permitiendo la inclusión y configuración de notas al final del documento de forma nativa.

Borde y sombreado de párrafo

¡Novedad estrella total! Accesible desde el “panel de control” o desde las paletas “Párrafo” o “Estilos de párrafo”, podremos añadir un marco o sombreado a cualquier párrafo que se irá adaptando automáticamente al mismo según lo editemos. De esta forma podremos resaltar párrafos de forma especial sin recurrir a truquis carentes de automatización (algo que nos puede venir muy bien, por ejemplo, para manuales de cualquier tipo). Vaaaale, no es que sea de las opciones más usadas y elegantes del mundo en diseño editorial, pero no nos negaréis que ahora que la tenéis tan accesible no os entra la gusilla de probarla.

Las opciones de enmarcado y sombrado comparten cuadro de diálogo y en Rayitas azules nos hemos marcado uno de cada para mostraros las distintas opciones.

Puedes acceder a las opciones de borde y sombreado desde el panel de control.

Cuadro de configuración de borde de párrafo. Podemos modificar el tipo de trazo, desplazamiento, grosor, ángulo, etc.

Cuadro de configuración del sombreado de párrafo. ¡Qué bonico nos ha “quedao”!

Por supuesto, las opciones de borde y sombreado de párrafo se pueden aplicar vía estilos de párrafo, vamos, como está “mandao”.

Otras novedades destacadas

Además de las notas y el borde de párrafo, InDesign CC 2018 aporta algunas cosillas interesantes extra como la posibilidad de definir y modificar la posición y la altura/anchura de objetos, marcos, etc. a través de los “Estilos de objeto”. Por otra parte, a la hora de escoger nuestras fuentes tipográficas podremos discriminar nuestra búsquedas valiéndonos de su clasificación (serif, sans serif, etc.). Otra cosa será ver si el programa extrae esa información de la fuente digital de forma correcta y así no darnos gato por serifa. Nosotros hemos hecho varias pruebas y hay que reconocer que no han ido nada mal. También nos parece fetén la nueva casilla Mostrar fuentes similares que, como su propio nombre indica, nos muestra tipografías con diseño parecido a la que tengamos seleccionada.

La exportación a HTML optimizada, así como mejoras en la estabilidad y rendimiento en general del programa, completan la batería de novedades de esta nueva “añada” de InDesign.

Podremos filtrar la búsqueda de fuentes atendiendo a su clasificación (serif, sans serif, etc.), así como hallar fuentes similares a la que estemos empleando, gracias a la nueva casilla “Mostrar fuentes similares”.

Conclusiones

Nos cuesta mucho ser objetivos con InDesign, y por nosotros ¡que lluevan cositas nuevas! No obstante, hemos de reconocer, que las dos sobre las que hemos puesto el foco son novedades “reales” y no pequeños añadidos edulcorados de los que no aportan nada. Además, algo se tendrán que dejar en el departamento de I+D los técnicos de Adobe para actualizaciones sucesivas, que antes de que liberen el Adobe CC19, esperamos mínimo un par de ellas.

Por último, somos muy “pesaos”, pero os recordamos lo mismo que la última vez. En el momento de actualizar, dejad la versión anterior instalada para prevenir posibles errores de incompatibilidad, visualización, etc. En la app de Creative Cloud, cuando seleccionas actualizar, te permite desactivar las casilla de verificación Borrar versiones anteriores. ¡Cuidadín! En cualquier caso, siempre podréis volver a instalar versiones más “vintage” del programa editorial por excelencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies