20 cubiertas de revistasLas contraportadas de revistas independientes constituyen la pista más inmediata de que una publicación se aleja de cabeceras con un perfil más mainstream. De hecho, ataviarlas de una buena dosis de creatividad e imaginación bien podría definirse como una tendencia cada vez más arraigada que caracteriza el flanco más indie de las publicaciones.

A continuación analizaremos las estrategias y tendencias que las revistas independientes siguen para explotar al máximo estos reversos de sus cubiertas.

Como viene siendo habitual, el artículo viene bien cargado de imágenes para vuestro disfrute e inspiración visual.

Contraportadas de revistas independientes vs. revistas mainstream

Tradicionalmente, las revistas de distribución amplia en quioscos han reservado la contraportada como principal bastión publicitario. Tanto es así, que este espacio privilegiado suele resultar el más codiciado y caro para los presuntos anunciantes.

No es de extrañar si tenemos en cuenta que las contraportadas de revistas cuentan a su favor con un impacto visual inmediato. Basta sostenerlas en un quiosco mientras valoramos su adquisición para reparar en ellas. En otras palabras, una marca se beneficia del impacto publicitario de «la contra» aunque los potenciales compradores no se la lleven finalmente a casa.

La independencia revistil, en cambio, no se sostiene económicamente tanto en la publicidad como en la venta directa a través de establecimientos especializados físicos u online. Esta es la razón principal que subyace al hecho de que las contraportadas de revistas independientes se pongan al servicio del diseño y look & feel de las mismas.

Si buscáis inspiración para dotar de imaginación, creatividad y sobre todo, personalidad, a vuestros proyectos editoriales, os dejamos a continuación con un vasto recetario visual.

Tándem visual con la portada

AWW magazineAunque la propia denominación de «portadas» y «contraportadas» de revistas parezcan antagónicas, nada más lejos de la realidad. De hecho, favorecer la continuidad entre ambas se cuenta entre las opciones favoritas por las que los diseñadores suelen decantarse.

Extender fotografías, colores, ilustraciones o tipografía constituyen una breve muestra de la variedad de opciones disponibles. Eso sí, mucho «cuidadín» con el lomo. A menudo se descuida su legibilidad, perdiendo así su valor como identificador de la publicación en la Kallax de rigor.

Revista Open Sesame china

La curiosa «Open Sesame» dedicada al mundo del Taobao prolonga su color y tipografía para generar una unidad en las cubiertas.

Revista indie Club Sandwich

Revista indie Club Sandwich

Continuidad en el caso de «Club Sandwich» a base de colores y texturas. La ausencia de información adicional aporta mayor dramatismo.

Revista Ladybeard

Revista Ladybeard

Maravilloso paralelismo en este número polémico de «Ladybeard». Su portada alternativa sobre este número consagrado a la belleza, era la foto macro de un ano con la misma composición.

Sumarios y sinópsis en contraportadas de revistas

Super Kiblind magazine fotografía de cerca de su contraUna de nuestras preferidas, sin duda alguna, consiste en convertir las contraportadas de revistas independientes en sumarios. Podemos decantarnos por índices exhaustivos con paginación incluida, un resumen de los principales contenidos o bien una ligera sinopsis disfrazada de editorial.

Además de sorprender a nuestros lectores con esta estrategia poco frecuente, puede servir como acicate a la compra al desvelar todos los contenidos que nos esperan en el interior.Portada de la revista Super Kiblind magazine Contraportada de la revista Super Kiblind magazineOrdinary magazine Contraportada de la revista The Happy Reader The New Era cubiertas Contraportada de la revista The New Era Where the leave falls cubiertas Contraportada de la revista Where the leave falls The Modernist cubiertas Contraportada de la revista The Modernist

Créditos y staff

Revista American Chordata abiertaYa hemos visto que algunas cabeceras optan por trasladar contenidos propios de las tripas (como el sumario) a las cubiertas. Algunas de ellas extreman esta estrategia para lucir palmito y presumir de staff.

De esta forma, los redactores, fundadores o diseñadores que figuran en los créditos se convierten en improbables protagonistas de las contraportadas de revistas independientes.Portada de revista Year Zero

Contraportada de revista Year Zero

En «Year Zero» no les tembló el ratón para dejar la contra convertida en toda una página de Imprint en un ejercicio de transgresión editorial estupendo.

Manifestos

Contraportada de revista Beside vista de cercaFrases inspiradoras, voluntades férreas y «call to actions» de diversa índole moldean a menudo las contraportadas de revistas independientes. De esta forma se consigue un doble objetivo. Por una parte se transmite de una forma muy directa y explícita los motivos principales que subyacen a su publicación y existencia.

Además, si sus editores lo llevan a cabo con acierto y una pizca de creatividad, se conseguirá un «tono» o «voz» unívocos, de forma similar a cómo ocurre con un buen tagline. Personalidad, al fin y al cabo, algo imprescindible si una indie quiere llamar nuestra atención en el quiosco.Portada de revista Beside Contraportada de revista BesideContraportada de revista Beside Contraportada de revista BorshchPortada de revista Hacking Finance Contraportada de revista Hacking FinancePortada de revista It's freezing in LAThe Jungle Journal revista La Nueva Carne revista

Idiomas y dobles lecturas

Revista en dos idiomas Al Haya

Podemos leer la revista «Al Haya» en dos direcciones dependiendo del idioma.

Las cabeceras que optan por publicarse simultáneamente en dos idiomas no resultan extrañas en los quioscos independientes. Resulta una estrategia ideal para aumentar exponencialmente la audiencia de idiomas menos frecuentes al incorporar normalmente la traducción al inglés.

Algunas cabeceras como Al Haya aprovechan esta duplicidad para generar igualmente un doble sentido de lectura, en lugar de un paralelismo secuencial simultáneo de los diferentes idiomas —más convencional.

Así, podremos acometer el contenido desde la portada hacia delante para un idioma o bien desde la contraportada hacia atrás para el otro.

Revista bilingüe Al Haya

«Safar», al igual que «Al Haya», también cuenta con bidireccionalidad en la lectura.

Otras como la revista sobre arte Der Greif se sirven de la misma estrategia pero con fines que poco tienen que ver con los idiomas. De hecho, esta escisión de las cubiertas puede atender a criterios temáticos o simbólicos que aportan una exquisita dimensión creativa y conceptual.

Revista de arte Der Greif cubiertas

«Der Greif» hace uso de la bidireccionalidad en cubiertas con un objetivo claramente creativo.

Revista de arte Der Greif tripas

Minimalismo extremo como base

El consabido «menos es más» no resulta ajeno a la hora de dotar de un aire más peculiar a las contraportadas de revistas independientes. Las alternativas no son pocas: colores planos, degradados, pequeños detalles extraídos del imaginario gráfico de la publicación, diminutas ilustraciones o incluso la ausencia absoluta de recursos gráficos, se cuentan entre las múltiples opciones disponibles.Revista Suspira cubiertas

A «Suspira» le basta con reproducir su cabecera en golpe en seco. Efectivo y atractivo al mismo tiempo.

Revista Sindroms cubiertas

«Sindroms» muestra el color protagonista de su número monográfico en todo su esplendor.

Revista The Preserve Journal

Revista The Preserve Journal

«The Preserve Journal» emplea color plano y repite su cabecera.

Revista Salvaje cubiertas

«Salvaje» se limita a añadir una pequeña ilustración y dejar que sea el color el protagonista.

Pequeño detalle extraído de la propia cabecera ilustrada.

«Racquet» hace uso del blanco en esta cubierta dejando al código de barras como protagonista. Difícil superar el minimalismo de esta contraportada.

Patterns

Revista Above the sea level Revista Above the sea level sobre vinoEn comunión con el anterior apartado, en ocasiones los patrones geométricos se convierten en un salvavidas creativo, a la par que «resultón». Si bien preferimos siempre soluciones cargadas de concepto, no hay que desdeñar el impacto de una buena elección de un buen pattern.

Autobombo

¿De qué va esta revista? ¿Cuál es su motivación? Contestar a estas preguntas a través de la contraportada aporta un componente de publicidad encubierta, al mismo tiempo que aclara a potenciales lectores no familiarizados con ella su leitmotiv. Win win en toda regla.Revista Elementum

«Elementum» hace gala de su aire literario al incentivar su venta con varias frases de diversos críticos.

Revista Standart

«Standart», una revista sobre el café de especialidad, tira de crítica y badge de premio para llamar la atención de potenciales compradores.

Revista Sandwich

«Sandwich» esconde baja la apariencia de contraportada publicitaria a la marca que auspicia la publicación. No hay ninguna otra publicidad en sus tripas.

Fecha de caducidad

Ya sabemos que el mercado de las revistas independientes no se rigen por los principios del mundo mainstream. Algunas cabeceras, como la maravillosa Migrant Journal nacen con la caducidad como declaración de principios inaugural.

La británica Weapons of Reason, paladín del periodismo lento, consagró sus contraportadas a reflejar la posición de cada número monográfico en el conjunto del proyecto (ocho temáticas con sus respectivas ocho publicaciones). De esta forma, la contraportada correspondiente a su último lanzamiento muestra todas las portadas de los anteriores ejemplares, mientras que en el resto sólo figuran rectángulos vacíos.

Una solución visual que nos resulta atractiva a la par que práctica. ¡Qué fino hilan los amigos de Human after all.

Portada de Weapons of reason

Contraportada de Weapons of reason

En estas contraportadas podemos observar la evolución de las publicaciones previstas y cómo se van sumando portadas hasta completarlas todas.

Contraportada de Weapons of reason Contraportada de Weapons of reason

Imaginación al poder. Sorprender

Pese a lo variado de este «vademécum diseñil» que os proponemos, al final siempre subyace la idea de sorprender a los lectores. Prolongar el impacto inherente a las portadas con el de las contraportadas de revistas redunda al final en un objetivo claro: diseñar el producto editorial más atractivo posible, tanto en lo formal como en lo conceptual. Esto lo tienen claro las mejores revistas independientes del panorama editorial.Rugby magazine Rugby magazineThe Skirt Chronicles revista sobre moda

The Skirt Chronicles revista sobre moda

Como vemos en los ejemplos anteriores, combinar fotografías o jugar con la parte delantera o trasera de la misma fotografía no pasa de moda.

Fukt magazine Fukt magazineShelf heroes revista sobre cine

Shelf heroes revista sobre cine

La revista para cinéfilos «Shelf Heroes» lista películas que comienzan por la letra protagonista de cada monográfico.

Revista Still

Revista Still contraportada

De vez en cuando un poquito de «WTFuckismo» no viene mal.

Conclusión

Y hasta aquí nuestro formulario de tendencias y estrategias. Esperamos haberos cargado de argumentos para que consideréis siempre las contraportadas de revistas —o de cualquier otro tipo de publicación— como una extensión ideal donde volcar también vuestra creatividad. Y es que no hay portada sin contraportada y viceversa.

—————

Todas las fotos: Salva Cerdá

—————

Diseño editorial: cómo crear una revista

De la mano de Lars Harmsen, uno de los editores de Slanted Publishers (de cuyas dos novedades editoriales os hemos hablado) llega este curso que te enseñará a cómo crear una revista con un recorrido completo por el diseño, color y tipografía. Lars te mostrará las diferentes opciones posibles del proceso, desde la idea, la investigación y el diseño, hasta la producción y el marketing.

Diseño editorial: cómo crear una revista