Música, fotografía y fanzines… ¡Madre mía!, esto sí que es un trío irresistible de los que ponen de verdad (sí, así de «raritos» somos). Ya sabéis que en Rayitas azules nos apasionan los fanzines y, que ya os hemos hablado sobre el tema en distintas ocasiones, con recomendaciones incluidas a cargo de nuestro amigo y experto Mon Magan.

Pues bien, hoy se alinean los astros para que se junte nuestra pasión por el editorial en su faceta fanzinera, con nuestro espíritu gravemente melómano. ¿El responsable? Contrafotografía, un proyecto del fotógrafo David Garcerán, que, además, nos ha hablado en primera persona sobre el proyecto:

«Contrafotografía es un proyecto que pretende unir a gente del mundo de la fotografía, sin ninguna pretensión ni ánimo de lucro, más que cubrir un hueco que hay en este campo. Todo empezó el año pasado con mi intención de hacer un fanzine. Comentándolo con un amigo decidimos que no fuese simplemente algo mío, sino algo compartido y con carácter grupal».

Distintas voces

Una de las características que comparten los 3 números publicados hasta ahora (se avecina uno colectivo), es que se dedican íntegramente a un autor en particular. Aunque el nexo en común (de momento, al menos) sea que el trabajo expuesto gire en torno a conciertos (¡ojo!, no de piano de cola), giras, viajes, y todo lo que rodea a un «sarao conciertil», lo cierto es que su carácter monográfico permite apreciar la visión distinta de cada fotógrafo.

«En este momento tenemos 3 fanzines publicados. El primero es el mío publicado bajo el nombre de D.Garcerán, con el cuál pretendía abrir la brecha y tantear el terreno. El segundo es de M. Pancorbo, que sigue la línea del primero, del cual quedan menos de la mitad. El número 3 es sobre el fotógrafo Miguel Martín, que lleva unos cuantos años cubriendo todos los eventos de punk de Barcelona (aunque es de Almería), y tiene a sus espaldas una cantidad ingente de instantáneas.»

«Todos son de punk, viajes con bandas y hechos a través de fotografía analógica en blanco y negro, que es el formato en el que publicamos y seguiremos publicando estas revistas amateur».

La fotografía según Contrafotografía

La visión de David sobre la fotografía está «clarinética»: «Pensamos que la fotografía está hecha para ser impresa, pero obviamente, no vamos a derrotar a Google e Instagram, así que supongo que hay que atacar desde dentro y buscar formas de hacer que todo el que colabore pueda llegar a una buena cantidad de gente». Desde luego, en Rayitas azules nos parece la actitud más inteligente y alejada de las lamentaciones habituales de las que hacen gala muchos colectivos de este arte.

«Es una lástima que la fotografía se haya reducido a publicar en redes sociales,  ya que ni se valora ni se le presta el tiempo necesario. Aunque te pases 2 horas encuadrando, 1 hora revelando y otra escaneando, tu fotografía la ven 5 segundos y pasan a la siguiente. Si preguntas al cabo de un día, ni recuerdan de qué fotografía hablas».

«También nos produce repulsa la idea de que la fotografía sea simplemente técnica y dinero. Los casos de éxito en webs de fotografía de stock han hecho que mucha gente crea que gastando 5000 € en una cámara puedes ganarte la vida. Creo que nunca he gastado más de 100 € en una, desde luego no vivo de ello, pero soy bastante feliz con lo que hago y los resultados que consigo».

Espíritu «fanzinero» y disfrutón. ¡Esa es la idea!   

«’Contrafotografía’ es un ataque frontal al concepto de fotografía que existe actualmente y trabaja para crear otros espacios más seguros para aquellos que realmente lo ven como una salida artística o como una forma documental seria. De momento estamos en pañales, pero esta es la idea».

¿Dónde conseguirlo?

Según nos cuenta el propio David, «[…] los vendemos a distribuidores de varias ciudades. En Marbella el colectivo Dos Pájaros tiene algunos, y se pueden encontrar en tiendas de Barcelona, Valencia, Madrid, Palma de Mallorca, Gijón y Glasgow».

Si os tropezáis con algún ejemplar en alguna feria o evento, no dudéis en abalanzaros sobre él, pero si no, lo más fácil y directo es a través de su web. ¡Ojo! Son tiradas muy limitadas, y se agotan en seguida. Si no queréis esperar una reedición con varias velas al patrón de los fanzines, ya estáis pillándolos, que son crema fanzinera.

Y si tenéis algún proyecto de naturaleza fanzinera o similar, y queréis que le echemos un vistazo, «venirse» arriba y animaos que, como podéis comprobar, siempre damos bola al entusiasmo y a la creatividad.

Fotos: Rayitas azules (Salva Cerdá)